Síguenos en:

Paraguay conmemora en cuarentena el aniversario de su independencia de España

May 15, 2020

 

Paraguay conmemoró este jueves el 209 aniversario de su independencia de forma atípica y condicionada por el COVID-19, sin desfiles militares y actos multitudinarios y con la plana mayor del Gobierno asistiendo con mascarilla a la izada de la bandera.

 

El presidente del país, Mario Abdo Benítez, encabezó esa ceremonia en el Palacio de Gobierno, acompañado del vicepresidente, Hugo Velázquez, y de varios ministros.

 

El acto, en los jardines del Palacio, consistió en la escucha del himno nacional y un saludo militar con cañonazos desde una embarcación de la Armada fondeada en la cercana bahía de la ciudad.

 

Y es que las restricciones sanitarias que rigen a causa del coronavirus SARS-CoV-2, que en Paraguay ha dejado once muertos y más de 700 infectados, marcaron el recordatorio de la sublevación que hace 209 años declaró la independencia de la Corona española sin derramamiento de sangre.

 

Así, la jornada transcurrió sin el tradicional desfile militar y sin los actos culturales y de ocio que cada año reúnen a miles de personas en el centro de Asunción.

 

Tampoco fue una excepción el tedéum en la Catedral, que este año se celebró a puerta cerrada y sin la asistencia de las máximas autoridades del país sudamericano, incluido el presidente, como es tradición.

 

Se mantienen además los controles en las rutas dentro de las restricciones a la circulación, salvo casos justificados, ante el largo puente hasta el domingo.

 

La conmemoración por la independencia, se dio en el ecuador de la primera fase del retorno gradual de actividades de su sistema productivo, tras lograr bajos niveles de contagio de COVID-19 en dos meses de aislamiento social.

 

Esta fase, que se prolongará hasta el 25 de mayo, supone una reactivación del 58 % de la fuerza productiva, según las estimaciones del Gobierno.

 

La fase 2 implica la liberación progresiva y controlada de actividades de tiendas comerciales, de hasta 800 metros cuadrados, y la reanudación de eventos deportivos y culturales, pero sin espectadores.

 

PREOCUPACIÓN ANTE SITUACIÓN EN BRASIL

 

En líneas generales, el Gobierno ha expresado su satisfacción por el acatamiento de la ciudadanía a estos dos meses de cuarentena, que se fue flexibilizando desde la inicial restricción a la circulación de personas y vehículos.

 

El Ejecutivo de Abdo Benítez reiteró que la estrategia pasaba por mantener a toda costa esas restricciones para evitar una diseminación a gran escala del coronavirus que sería insostenible para el precario sistema de salud pública.

 

Con uno de los registros de infecciones más bajos de la región, la preocupación del Gobierno radica en el vecino Brasil, con el que Paraguay comparte 700 kilómetros de frontera que se mantienen cerrados desde mediados de marzo.

 

Abdo Benítez declaró este miércoles que no están dadas las condiciones para la apertura de esos pasos fronterizos ante la alta circulación del cornavirus y el elevado número de casos en Brasil.

 

No obstante, el Gobierno autorizó la entrada de paraguayos que regresaron de Brasil tras haber perdido sus trabajos.

La mayoría de estos expatriados han sido alojados en albergues habilitados por el Gobierno para que cumplan la correspondiente cuarentena.

 

En esos albergues es donde el Gobierno está realizando los test del coronavirus, con una mayoría de casos producidos por el contacto con el exterior.

 

Paraguay ha repatriado a 3.170 paraguayos desde el cierre de fronteras, de los que en la actualidad 1.895 permanecen en 47 albergues ubicados en todo el país cumpliendo la cuarentena.EFE

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

INTI DIPLOMATIC S.A.C. Copyright © 2016

Auspiciadores