Síguenos en:

Hoy se celebra la independencia de Senegal

April 4, 2019

 

 

“La historia de Senegal está enmarcada por diversas luchas entre potencias europeas por controlar un lugar estratégico en el continente africano”. En el siglo XV, entre 1441 y 1445, los portugueses llegaron a la desembocadura del río Senegal y a la península de Cabo Verde, iniciándose así el actual vínculo comercial con Europa. Posteriormente, a inicios del siglo XVII los holandeses y franceses reemplazaron a los portugueses, y en 1700 Francia se hizo con el control del comercio a lo largo del litoral, consiguiendo con el tiempo extender su influencia al interior, a pesar de la rivalidad anglo-francesa y los conflictos que fueron surgiendo en la zona a finales de los siglos XVII y XVIII.

Sin embargo, el estado fulani de Futa Toro se expandió por el bajo Senegal en el siglo XVIII, cosa que contribuyó a deteriorar la actividad comercial de los franceses en África. De hecho, durante la Guerra de los Siete Años,  los ingleses se apoderaron de los puestos comerciales franceses, aunque con el tiempo los últimos volverían a recuperar sus posesiones. Cabe destacar, por eso, que la influencia ejercida por los europeos sobre el territorio y sus habitantes en ese periodo era sobre todo de carácter económico. 

 

En el siglo XIX, esa ocupación francesa se expandirá por el territorio, situación que se mantendrá hasta principios de la década de los sesenta del siglo XX, cuando Senegal se libre del colonialismo y acabe proclamando su independencia.

 

Independencia

En 1945, los diputados de Senegal, Léopold Sédar Senghor y Amadou Lamine-Guèye, participan de forma activa en la creación de la Unión Francesa. Ya en la década de 1950, los movimientos de independencia adquieren mucha fuerza alrededor del continente africano. En este contexto, “Para las colonias francesas, que formaban un territorio bastante cohesionado en África occidental, la cuestión no era si debían conseguir la independencia, sino cómo. Teniendo en cuenta su distribución geográfica, la idea de una unión federal de todos los territorios representaba una alternativa real a la autonomía de cada una de las colonias. Senghor, temeroso del debilitamiento y la división que podía conllevar esta última opción, se mostró totalmente a favor de una federación. Su principal rival era el líder de Costa de Marfil, Felix Houphouët-Boigny, que prefería una ruptura total para que su rica nación no se viera obligada a ser solidaria con las más pobres”.

 

Senghor, entonces, consiguió el apoyo del Sudán Francés, Alto Volta y Dahomey (actuales Malí, Burkina Faso y Benin) para la formación de una sola unión –la Federación de Mali-. Fue en ese momento que el general francés Charles de Gaulle apareció en escena. Aprovechando su viaje de 1958 por África Occidental, ofreció dos alternativas a las colonias francesas: la independencia completa o un autogobierno limitado dentro de una unión que estaría controlada por los franceses. “De Gaulle creía que las colonias no elegirían el camino de la autonomía total y acertó”. Excepto Guinea, el resto de territorios prefirieron seguir al amparo de Francia.

 

Poco después, se desintegró la Federación de Malí, proyecto que había resultado muy ambicioso, dando pie al nacimiento del actual Senegal. Esto iba contra las intenciones de Senghor, que en un primer momento, debido a la concepción política panafricanista que tenía entonces, no había aceptado la independencia total, sino una unión federal entre las diferentes colonias francesas en África Occidental.

 

En 1959 se había proclamado la República, con una nueva Carta constitucional que afirmaba la federación de Senegal con Malí, Alto Volta y Níger, pero Senegal se retiraría poco después de dicha federación debido a las diferenciasexistentes entre Senghor y M. Keita, dirigente de Malí, para proclamar su independencia total en 1960, pasando a ser uno de esos 17 países del África subsahariana que dejaron de ser colonias francesas ese mismo año. Dakar se convertirá en capital del país.

 

La independencia de Senegal, producida el 4 de abril de 1960, se convirtió en un ejemplo de lucha pacífica liderada por Léopold Sédar Senghor, liberando al país de 106 años de dominio francés y destacando en la historia de los países africanos como uno de los pioneros en la lucha de los pueblos africanos por la liberación de la dominación europea.

 

Senegal contribuirá fuertemente al imaginario y al legado intelectual y político de individuos de diversas naciones africanas, principalmente a través del movimiento político-literario de la Negritud, corriente literaria e ideología de apreciación de la cultura negra promovida por el propio Senghor y a la que se sumarán escritores negros francófonos en algunos países africanos.

 

Como se ha mencionado anteriormente, el territorio se independiza bajo el liderazgo de Léopold Sédar Senghor, poeta y humanista. Su partido, la Unión Progresista Senegalesa (UPS) pasará a tener el control político y Mamadou Dia, uno de sus miembros, será el primer ministro. Tal es la influencia de Senghor, que escribe la letra del himno nacional de la República naciente.

 

Senghor había sido elegido presidente de forma unánime. Ya en el poder defenderá un “socialismo africano” moderado, libre de ateísmo y excesivo materialismo, y se convertirá en un portavoz para África y el Tercer Mundo respetado a nivel internacional. Por otro lado, apoyará la creación de la Francofonía y será presidente del Alto Consejo de la Francofonía.

 

Un hecho destacado es que, al contrario que en otros países del continente, la independencia en Senegal se produce de manera pacífica, tal y como se ha dicho en párrafos anteriores. Senghor, “hombre cultivado que había estudiado en Francia, poeta y ensayista, valoraba profundamente a los franceses, su cultura, su política y su aportación a Senegal. Fue, además, el padre de la negritud, una conciencia negra que reivindicaba las aportaciones, los valores y las peculiaridades específicas de la civilización negra”.

 

Los primeros años posteriores a la independencia

En 1961 se produce un golpe de Estado que es sofocado y provoca una acentuación en la centralización del poder. Asimismo, algunos partidos políticos pasan a estar prohibidos, se rompen los vínculos entre Dia y Senghor, y Dia es condenado  a prisión junto a algunos ministros. Entonces, el 1963, año de reconciliación con Mali, se establece un régimen presidencial.

 

Senghor, desde su cargo presidencial, que durará hasta el año 1980, contribuye totalmente a la formación de la Organización de la Unidad Africana (OUA). Al mismo tiempo, ayuda durante ese tiempo y, posteriormente, a que el Partido Socialista de Senegal (PSS) continúe gobernando dentro de un sistema político multipartidista.

 

A pesar de que había existido un fuerte movimiento independentista y una gran alegría (no hay que olvidar que en Senegal había habido el mayor mercado de esclavos entre el continente africano y el americano, cosa que debía estar grabada en la memoria de los senegaleses), pronto se truncó la ilusión generada por el proceso de independencia.  “Entre 1967 y 1968, el malestar social fue en aumento, con numerosas huelgas y manifestaciones estudiantiles en todo el país, llegando incluso a decretarse a fines de 1969 el estado de emergencia durante doce días”.

 

Senghor, durante sus primeros años de mandato, seguía una política de buenas relaciones con Francia, lo que generó que los medios radicales de África le acusaran de connivencia con el imperialismo. Asimismo, encaminó su política hacía una concentración personal del poder, donde su partido político monopolizó toda la vida política del país. Estos elementos seguramente fueron causantes de ese aumento del malestar social.

 

 

A pesar de todo, conviene destacar que aunque Senegal no es un país grande ni tiene una situación estratégica, desde su independencia desempeñará un papel destacado en la política africana. Como nación negra con más del 90% de su población musulmana, sirve de puente diplomático y cultural entre los mundos negros e islámicos africanos. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

INTI DIPLOMATIC S.A.C. Copyright © 2016

Auspiciadores