Síguenos en:

¿Cuál es el origen de la Navidad y por qué se celebra los 25 de diciembre?


¿Por qué se celebra la Navidad el 25 de diciembre? Esta es una de esas preguntas que todos se hacen en algún momento, o al menos en los países que se celebra esta fiesta a finales del duodécimo mes del año.

Normalmente, la Navidad es relacionada con una época mágica, llena de compartir entre la familia, y en algunos casos los amigos, celebrando el nacimiento de Jesucristo en Belén, según la tradición de la Iglesia católica y cristiana.

Sin embargo, esto no siempre fue así, y de hecho en algún momento de la historia fue considerada una fecha para celebraciones paganas. En este artículo haremos un breve recuento de la historia de esta fecha y responder la gran pregunta de por qué se celebra la Navidad este día.

¿Por qué se celebra Navidad el 25 de diciembre?

Como se mencionó anteriormente, la tradición cristiana celebra la Navidad el 25 de diciembre por ser considerada la fecha de nacimiento de Jesucristo, extendiéndose hasta el punto de convertirse en un festejo global en varios países del mundo e incluso es conmemorado por no cristianos.

Sin embargo, no existe ningún experto que haya confirmado a ciencia cierta cuándo fue que nació Jesús realmente. Existen muchas fechas que los historiadores han investigado qu

e van desde finales de abril, mayo, septiembre o la mitad de noviembre, pero la mayoría concuerda que el 25 de diciembre no sería la fecha exacta del nacimiento de Jesucristo.

¿Por qué se celebra esta fecha entonces? Esto se debe a la iniciativa de Flavio Valerio Aurelio Constantino, mejor conocido como Constantino I o Constantino El Grande, y el Papa Julio I. Ambas autoridades querían eliminar los Saturnales, fiestas romanas en honor a Saturno que incluían sacrificios, banquetes y carnavales como fiestas sin control en esa época.

Estas celebraciones se daban a finales de diciembre, por lo que el Papa Julio I y Constantino El Grande impusieron la fiesta cristiana del nacimiento de Jesús de Nazaret el 25 de diciembre, para tratar de imponerse sobre la celebración del nacimiento del Sol (Sol Invictus) y el Solsticio de Invierno.

El tiempo hizo su trabajo para finalmente instaurarse como la gran celebración de Navidad tal cual lo conocemos hoy en día. Cabe resaltar que no todas las iglesias, como algunas ortodoxas, no aceptaron esta fecha y festejan la Navidad el 7 de enero.

INTI DIPLOMATIC S.A.C. Copyright © 2016

Auspiciadores