Síguenos en:

Lina Medina, la vida de la madre más joven de la historia


El hecho le dio vuelta al todo el mundo y los doctores que la atendieron dieron su postura sobre el caso de la niña y al final determinaron que se trató de un caso de pubertad precoz, expresó para Univisión, el ginecólogo José Sandoval, autor de un libro con estudios sobre el caso.

La historia de la pequeña comenzó cuando tenía 3 años, pues a esa edad inició a menstruar, le empezó a salir vello púbico y sus senos crecieron. Ante la ignorancia de su humilde familia, que vivía en un pueblo de los Andes y que se dedicaba a la agricultura, creían que el sangrado en la entrepierna de la menor era culpa de la luna, ya que se presentaba solo cuando era de noche, pero sintieron paz cuando dejó de sangrar.

Pero no duro mucho pues la preocupación regreso cuando la familia comenzó a darse cuenta de que la niña lucía triste y callada y su abdomen empezaba a hincharse, por lo que como tradición buscaron remedios con baños en el río u ofrendas, pero nada consiguió que Lina Medina mejorara y su padre tomó la elección de trasladarla a la costa para que recibiera atención médica, donde confirmaron que la pequeña tenía ocho meses de gestación, un caso del que se abrió una profunda investigación para entender lo que había ocurrido.

INTI DIPLOMATIC S.A.C. Copyright © 2016

Auspiciadores