Síguenos en:

Colores de la cumbre

April 14, 2018

 

Con danzas, músicas y los mejores platillos de nuestra culinaria se les dio la bienvenida a los participantes de la VIII Cumbre de las Américas. Las autoridades permanecen atentas para resolver eventualidades y aplican rigurosas medidas de seguridad.

 

Welcome to Peru. Los cajones retumbaron con su peruanidad por cada esquina del Museo de la Nación, que por este par de días de cita hemisférica acoge al Centro Internacional de Prensa (CIP).

Vestidos de impecable pantalón y camisa albos, corbata y pañoleta rojas, a los danzantes del Elenco Nacional de Folclor del Ministerio de Cultura les bastó nuestro instrumento percutivo de bandera para regalar ritmos que saben a Perú. Y de paso, homenajearon la polifonía rítmica de las Américas. 

Baila el Perú 

Una cumbre política es un pretexto para acercar pueblos. Eso lo saben los promotores de Promperú. El rico pastel de sonoridades y sabores que conviven en nuestro país se ofrece a los visitantes en el Centro de Hospitalidad, en el patio interior del Mincul. 

El arte dancístico peruano se presenta en pequeños espectáculos de no más de 10 minutos: la vitalidad del huaylarsh, más danzas de Arequipa, Cusco y La Libertad. 

Los del Elenco Nacional de Folclor se intercalan con el elenco de la asociación cultural Brisas de Titicaca, que traen sus danzas de luces de la fiesta de la Candelaria –diabladas, morenadas, caporales–. Amén de la danza de las tijeras, mientras las pantallas gigantes de todo el recinto invitan a conocer las islas Ballestas, el norte peruano y los atractivos capitalinos. 

Por la noche, el Elenco Nacional de Folclor se encargó de la gala para los dignatarios en el Gran Teatro Nacional, junto a la Orquesta Sinfónica Nacional, el multiinstrumentista Lucho Quequezana, la asociación cultural D1 de la bailarina Vania Masías, y Blú Quartet, el espectáculo de inauguración de la VIII Cumbre de las Américas. 

Un Perú para picar 

En el Centro de Hospitalidad –ubicado en el paso hacia las salas Nasca y Mochica, donde se desarrollan las conferencias de los dignatarios– Promperú ha montado una selección de platillos y bebidas basados en nuestros superfoods. La programación varía cada dos horas y se ofrecen shows cookings a cargo de chefs cuando las danzas llenan de jolgorio el Mincul. 

Así, el visitante puede aprender cómo se prepara en batán una papa a la huancaína o un juane de gallina. Están aquí una firma premiada ofreciendo piscos solos o preparados en chilcanos, piscos sour y piscos punch; café amazónico; panes de diversas preparaciones. 

Bien prevenido, el Ministerio de Salud promociona la presencia de bebidas basadas en las plantas medicinales típicas: la digestiva muña y el cedrón, para relajar a los periodistas después de estas “encumbradas” jornadas. También disponen de un Social Media Lounge con juegos interactivos. 

Silencio y seguridad

En la tarde, después de que el presidente del Ecuador, Lenín Moreno, confirmaba desde Quito la muerte de los tres periodistas de su país en manos de disidentes de las FARC de Colombia, el periodista ecuatoriano Alcibiades Onofre pedía a los colegas presentes en el CIP hacer un alto y ofrecer un minuto de silencio en memoria de los tres hombres de prensa.

Los ojos de América están en Lima, y hay más de 16,000 policías brindando seguridad. 

Si bien el tren eléctrico funciona con normalidad, no opera hasta mañana la estación La Cultura. 

A ello se suman las dos bombas que el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú ha emplazado en una explanada colindante con el Museo de la Nación. Hay personal de bomberos altamente capacitado que manejará equipos especiales en caso de una emergencia con gases tóxicos, por ejemplo. 

El Minsa dispuso 33 ambulancias desplegadas cerca de las locaciones del encuentro internacional. En el epicentro samborjino, el Minsa tiene una carpa para atender cualquier emergencia médica de los visitantes. 


 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

INTI DIPLOMATIC S.A.C. Copyright © 2016

Auspiciadores